19 oct. 2012

La Belgrano bailará al ritmo de los guantes

Por Andrés Mooney 
Guillermo Suárez (12-2  66,900 kg.) será el hombre de mayor atracción, esta noche, a las 22, cuando la Nueva Sociedad Belgrano abra sus puertas para una prometedora velada boxística. La Pantera se enfrentará al experimentado Javier Mendoza Suárez (7-21-2 68,900 kg.), púgil boliviano que supo probar –haciendo un digno papel- los puños de las figuras más relevantes del boxeo nacional. Sin Alberto Gómez en su esquina por motivos personales, el joven nacido en Barrio Güemes tendrá la asistencia en la esquina de uno que sabe casi todo: el maestro Luis Olivero. La pelea está pactada a seis rounds, en la división superwelter.
Suárez goza de un récord positivo de 12 combates ganados y dos reveses, armado en base a un comienzo de carrera prudente con rivales guapos, pero sin mayores recursos técnicos, aspecto este último en el que el promocionado por Pink Panther se luce. Luego, sufrió dos derrotas difíciles de explicar. La primera, en Catamarca, por descalificación en el primer asalto, tras una acción todavía discutida en la cual su rival, Mariano Robledo, salió en camilla derecho al hospital. Y el otro traspié significó el más duro para su carrera deportiva: nocaut ocho ante Darío Pucheta, el año pasado en el Estadio del Centro. Con una exhibición de este deporte durante siete asaltos, no le alcanzó para terminar con la fiesta en los últimos minutos y, en una muestra admirable de paciencia y tozudez por parte del visitante, Pucheta lo noqueó cuando todo parecía indicar que el triunfo quedaba en casa. Hoy, quien divide sus días amasando en la pizzería y entrenando en el gimnasio, tiene la oportunidad de volver a la senda verde para, en diciembre, tomarse revancha de aquella derrota antes del límite. 
El Pelado junto con Érik Morales
Por la Coca o por la mina. Estos parecerían ser los motivos por los cuales pelean Jorge Rodríguez (12-7-1 60,300 kg.) y José Iturria (5-17-1 60,300 kg.) cada vez que, ensimismados, van al frente a buscar la victoria. Guapos, frontales, siempre dispuestos a dar buen espectáculo, el Pelado Rodríguez y el Majestuoso Iturria prometen protagonizar un choque de dos ásperos avezados.
Como si hiciera falta, el miércoles, en Segundos Afuera, ambos se prometieron el nocaut: el de Río Tercero, en el segundo; el de Argüello Juniors, en el tercero. Chocarán cuatro vueltas, en división ligero.
¡Por fin! Xavier Luques Castillo (60,800 kg.) viene, desde hace un tiempo, brillando en el boxeo aficionado. Con participación destacada en torneos nacionales y la adjudicación de distintos cinturones provinciales, Luques Castillo era candidato al debut en el campo rentado mucho antes que este viernes de octubre de 2012. Con Floyd Mayweather Jr. y Muhammad Ali como estandartes, la defensa, velocidad de piernas y elección de cada golpe son un sello en su boxeo. La actividad de paga parece, en ocasiones, un deporte distinto al pugilismo aficionado y por ello no todos los que triunfaron con el cabezal y la musculosa, pudieron hacerlo con el torso desnudo y enfundando guantes de ocho onzas. Pero, un historial amateur positivo como el del hermano de Alan Luques Castillo, cuanto menos, promete. Tendrá una primera vez -como casi todo lo que ocurre por vez primera- difícil: probará al catamarqueño Adrián Bazán (6-3-1 60,800 kg.) que, a pesar de ser un pluma natural, estará haciendo su pelea profesional número once. Cuatro serán los rounds, en categoría ligero, que tendrán para mostrar lo suyo.

1 comentario: