21 oct. 2012

Narváez ganó mirando al cielo

A tres días de la desaparición física de su padre, y en la madrugada del día de la madre -progenitora también fallecida, aunque un tiempo atrás-, Omar Andrés Narváez defendió por quinta ocasión su cinturón supermosca OMB ante el mejicano Johnny García, anoche en el mítico Luna Park de Buenos Aires, Argentina.

El Huracán debió trabajar los primeros asaltos y, por momentos, perdió rounds ante un hábil oponente que invertía la guardia a cada rato. Le costó al chubutense desatar el nudo que le significó el Laberinto -apodo lo describe de pies a cabeza-, pero terminó noqueando y levantando a un Luna Park que se emocionó con el campeón y el recuerdo de Estanislao, su viejo que hoy, junto con mamá, lo cuidan desde el cielo.

Acá, el resto de la pelea:

No hay comentarios:

Publicar un comentario