17 mar. 2011

Mucho ruido y ¿pocas nueces?

Una vez más se desafiaron los cordobeses. Esta vez, Carlos Tello hijo anunció que Marcos Vergara “está disponible” para pelear con el “Luifa” Zárate, y el fanático de Belgrano avisó: “Lo peleo donde quiera, cuando quiera”. ¿Les creemos?                                                                 
Por Andrés Mooney 
Otra vez. Le lengua afilada y peleas que se arman con la boca, pero que al momento de concretarse, se pierden en el intento. Fue primero Zárate-Suárez el duelo que todos daban por hecho, y finalmente sucumbió. Ahora, está latente Marcos Vergara- Pablo Zárate. Muchos dicen que sí, que puede suceder. Cuando se sienten a negociar, ¿pondrán similares trabas?
Vale aclarar: nada irracional es pensar que no deberían chocar estos dos cordobeses, aunque a muchos les duela. Ambos intentan escalar alto, cuidando sus carreras, y ninguno tiene un gran margen de error: Vergara cumplió 31 años, no está rankeado en los organismos principales (por lo que otra derrota, aminoraría aún más sus chances en el plano internacional), aunque sí cuenta con un cetro Latino; “Luifa” acumuló dos reveses el año que se fue, y otro fracaso afectaría no sólo su record, sino su imagen de promesa en el boxeo y, por supuesto, la faz anímica. Además, suponiendo que una derrota no dañaría demasiado a estos boxeadores, ¿por qué querrían recibirla de otro cordobés? ¿Para que quede claro que el mejor en Córdoba es el otro? La pegada de ambos boxeadores es sumamente respetable y en opinión generalizada, sea para quien fuere la pelea, no llegaría a la lectura de las tarjetas ¿Quién buscaría sumar otra derrota y por la vía categórica?
Pero, también es cierto, lo recientemente dicho son riesgos que todo boxeador corre y si se quiere llegar lejos, debe asumirlos. Los grandes campeones lo han hecho, siempre. Pablo “Lufia” Zárate, en respuesta a lo expresado por Tello Jr. en la red social Facebook, disparó: “Lo peleo a Vergara cuando y donde quiera. Cuando le pegue, se va al piso”. El pupilo de Olivero Canale se tiene confianza, pero pone reparos también: “Que exponga el título (NdER: el cinturón Latino del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) que Marcos Vergara ostenta) o que organicen junto con el Profe (Olivero); tampoco me van a dar a mí un ¼ de la torta y ellos organizar en la Sociedad Belgrano, que llenen, se lleven la plata y ni expongan el título”. Y sigue: "Yo gracias a Dios tengo la suerte de, solo, llevar más de mil personas en una pelea cualquiera; Y ahora es una pelea importante, no voy a llenarles un estadio para ellos".
El desafío está, las partes parecen querer pelear, pero cuidado: hay obstáculos. ¿Cómo en toda negociación? Seguro, pero esperemos no sirvan de excusa para esquivarse dos buenos valores que regalarían un gran espectáculo a los que amamos este deporte. Las palabras ya se vertieron y casi están de más. Ahora, la decisión, la tienen las partes interesadas: Tello/Vergara y Olivero/Zárate. A esperar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario