11 may. 2011

Ganó la "Garza", lució la "Yoli"

Boxeo en la cárcel
Ayer en la tarde, Gabriel Funes logró otro apretado triunfo y Yolanda Cardozo volvió al ring demostrando que todavía puede ser un duro escollo para cualquiera.
La copa al fin al vencedor
Por Andrés Mooney
Gritos, rostros colorados, venas que parecen estallar y dientes apretados. "¡Cómo sufrimos, loco! ¡Siempre!", sentencian por lo general los hinchas de clubes chicos en el fútbol. Es que un triunfo, cuando llega, pareciera que lo pensó mil veces antes de aterrizar. Y así son -siempre lo fueron- las peleas de "la Garza". Corazón, entrega y cruces ásperos que, de ser cardíaco algún pariente, mejor que espere en casa. Los jueces mentalmente repasan el reglamento, que ataque, que defensa, que efectividad y la mar en coche, pero al final acaban por encontrar vencedor, por el canto de una uña, al interno del Penal de Bouwer.
Gabriel (61, 500 Kg.), que comenzó bien la primera parte de la pelea, marcó la distancia en el primer round y supo castigar al rostro de Cisneros que no respondía en la primera parte del pleito. La segunda vuelta fue, quizá, el capítulo más favorable para el local donde, en el "dame que te doy" lastimó visiblemente al pupilo de Walter Crücce. La tercera y cuarta ronda, parece que Héctor Cisneros (61, 700 Kg.) obedeció al rincón y buscando la zona baja de la "Garza" sacó mayor rédito, aunque no haya alcanzado para hacer la diferencia en los cartones del jurado. Gabriel Alejandro Funes volvió al triunfo en una pelea brava, con un rival complicado, y otra vez, fue despedido con el público de pie agradeciendo el sacrificio. Los jueces vieron así el pleito: Gabriel Tavella 40 - 37, Fernando Caruncho 40 - 36 y Mauricio García Arese 40 - 36 1/2.
Más tranquilos, permitiéndose hasta ensayar alguna sonrisa, vivieron la pelea de su esposa, Yolanda Cardozo (50, 000 Kg.). Es que la "Yoli", que había abierto un interrogante por volver al boxeo luego de un parate de tres años, fue contundente: boxeó, caminó el ring y dijo "acá mando yo" cuando Paula Zubiría (48, 800 Kg.) la invitó al cambio de manos. Demostró que tiene pimienta en las manos y que no se amilana. Habrá cosas por corregir, seguro, pero en división mosca con su fortaleza física, aún le queda hilo en el carretel. Los jueces vieron la contienda en favor de Cardozo y puntuaron de la siguiente forma: Gabriel Tavella 40 - 37, Fernando Caruncho 40 - 36 y Mauricio García Arese 40 - 36 1/2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario