16 abr. 2011

Pablo Peralta no pudo con González

¡La noche de la metralleta!
"El Dibu" cayó en las tarjetas con el radicado en Villa María. El visitante empleó todos sus recursos y le tiró la chapa encima al cordobés para anotarse un justo triunfo.
Matías fue indescifrable para Peralta
Por Andrés Mooney 
Lo habíamos anticipado: era una parada brava y, sin dudas, la pelea más difícil en la carrera del “Dibu”. Y así fue. Un primer round parejo, donde Peralta por la mínima diferencia logró imponer su buena línea para anotarse el primer capítulo. Con la guardia en alto, ordenado, avanzaba Pablo metiendo las manos más claras en aquel segmento inicial.
La segunda vuelta tuvo un dominador que se repitió en las dos siguientes. Matías González pegaba y retrocedía imposibilitando la llegada de su rival. Uppercuts y jabs se filtraban netos en un ataque que no fue sostenido: cuando conectaba más de un golpe retrocedía, se tomaba su tiempo, y volvía a entrar en pelea. El nacido en Río Tercero jamás buscó la definición apostando a la lectura de las tarjetas que finalmente consiguió. Matías se propuso boxear y lo logró.
“El Dibu” fue un guapo peleador que no se sintió cómodo sobre el ring: con un estilo personal (y mayor experiencia en el boxeo de paga), González descolocó al cordobés impidiéndole encontrar la distancia adecuada para sus envíos. Peralta vendió cara su derrota yendo al frente hasta el último segundo del round final y por eso recibió el aplauso de la gente que fue a hacer fuerzas por el de Los Bulevares.
Un valioso triunfo que se le venía negando a González, y una derrota que duele pero de la que seguramente habrá aprendido más que de varias victorias. Las emociones son efímeras, esto sigue: a volver al gimnasio que aún hay mucho por trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario