4 abr. 2011

Volver al pago

Raúl Zambrano viajará a Perú para boxear con el apoyo de los promotores de su hermano Carlos. Si la suerte lo acompaña, hasta podría combatir en Estados Unidos.    
Por Andrés Mooney
“Estaba donde nací, lo que buscaba por ahí”, reza el cancionero popular y parece ser la frase que explica parte de la vida del boxeador peruano, José Raúl Zambrano Cordova. Es que luego de casi 5 años en la Argentina, el chinchano volverá su tierra natal para “recuperar el terreno perdido”. “Volveré a jugarme mi último cartucho. Sé que no me sobra tiempo y este año lo dedicaré a full al boxeo”, destacó el ex medallista de bronce en los Juegos Bolivarianos del 2005.
Su hermano Carlos, con quien compartió un buen tiempo en el seleccionado inca, debutó con gran éxito en el profesionalismo (luego de una exitosa campaña amateur, que fuera reflejada en esta página unos meses atrás) hasta lograr que promotores estadounidenses invirtieran en él (y en otros como Jonathan Maicelo y Juan Zegarra) para realizar su carrera en el país del norte. Así, “Mina” lleva un invicto de 12 peleas y el 16 de abril viajará a Perú para presentarse ante su gente, posibilidad que le dan sus manejadores al menos una vez al año. Y Carlos, aprovechando su buen presente, consiguió que pagaran los pasajes de su hermano y le programaran una pelea en su país, con fecha a confirmar, para saber qué boxeador es Raúl. “Estoy entrenándome al máximo para que vean que lo que me sucedió a mí fue mala suerte y por eso mi record. Si me dan la oportunidad, no voy a defraudarlos”, sentenció el, hasta su partida, pupilo de Luis Olivero Canale. “Estoy dispuesto a pelear con cualquiera en el Perú –enfatizó Raúl- sé que bien preparado nadie puede vencerme en mi peso”. Según palabras de Zambrano, de tener el “visto bueno” en los entrenamientos y en la pelea, podrían tramitarle la visa y conseguir una pelea en Estados Unidos para “pelear allá”. El viaje a su país está previsto para el fin de semana y allí lo esperará ansiosa su familia que tanto lo extrañó, y un equipo de trabajo que lo pondrá bajo examen para saber si realmente está en el “nivel A” o se trata sólo de “el hermano de”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario