15 ago. 2011

Cristian Solís noqueó en dos a Pedro Irusta

Río Cuarto
El villamariense fue demasiado para el cordobés y lo despachó en el segundo capítulo. El del gimnasio Santos "Falucho" Laciar fue un dignísimo oponente.
Por Andrés Mooney
Son esas pruebas de fuego que hay que encarar. Son medidas que ayudan, que determinan dónde se está parado. Y a eso fue el dirigido por Walter Ibañez a Río IV. Buscó un rival con experiencia sobre el ring, uno que del deporte sabe y bastante, y no le fue nada bien. 
Solís, una "Maravilla"
Cristian entendió el juego a la perfección. En la previa, nos había anticipado que podía noquearlo, aún sabiendo que Irusta era un fajador, un boxeador más joven que intentaría "tirarme el físico encima". Por eso, "Maravilla" dosificó energías en la primera vuelta, interpretó la guardia zurda del fanático de Belgrano, y para el segundo aceleró la marcha. 

Ganchos al cuerpo, ascendentes, cross de ambas manos, fueron algunss de las golpes que llegaron netos sobre un guapísimo Pedro Irusta que se mantenía de pie. Pasó la primera cuenta y, maltrecho, volvió a cruzar golpes el cordobés con un Cristian Solís que lo avasalló y obligó al árbitro a detener la pelea, al tiempo que desde el rincón Ibañez lanzaba la toalla. Fue nocaut técnico para Solís que rearma su carrera, y el primer revés expeditivo de Irusta que deberá descansar algunos días para volver sabiendo que perdió con un boxeador con todas las letras.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario