10 jun. 2012

Bailey dio la sorpresa y noqueó a Jones

Foto: AP
Por Noel Piñeiro Planas - ESPN
Randall Bailey conquistó el cinturón welter vacante de la Federación Internacional de Boxeo el sábado, al derrotar por medio de nocaut al hasta entonces invicto Mike Jones, en el 11º round de una pelea pactada a 12 asaltos.

Un vicioso uppercut de derecha cerca de las cuerdas fue el golpe decisivo de un combate insípido que atrajo muchos abucheos de fanáticos, que esperaban más acción.

Jones, quien llegó al combate con marca de 26-0 y 19 KO, se presentó demasiado cuidadoso todo el combate a pesar que enfrentaba a un veterano Baliley de 37 años que muchos daban por acabado. Bailey había sido campeón mundial junior welter entre el 1999 y 2000. Tras eso reinó una vez para un organismo de segunda y en dos previas ocasiones falló en intentos titulares antes Miguel Cotto en el 2005 y Juan Urango en el 2009.

Bailey estuvo toda la pelea en faceta defensiva esperando un momento preciso. El primer golpe interesante que dio en la noche fue en el asalto 10, cuando un recto de derecho lanzó al piso a Jones cercano a su propia esquina. Éste se levantó y a los segundo sonó la campana. No estaba lastimado. Tampoco en gran peligro pues aunque sin lucir en gran manera debía estar dominando el combate en las tarjetas de los jueces.

Jones dominaba las estadísticas de la pelea según CompBox. Lanzó 403 puños y conectó 116 para una efectividad de 29 por ciento. Lanzó 180 jabs y acertó 47 para una puntería de 26 por ciento. Sus golpes de poder fueron 223 y conectó 69 para un 31 por ciento de efectividad.

El nuevo campeón, por su parte, lanzó 298 golpes en la noche y solo conectó 52 para un 17 por ciento de efectividad. Lanzó 234 jabs y acertó 34 para un 15 por ciento de puntería. Y tiró 64 golpes de poder y solo conectó 18 en 11 asaltos para un 28 por ciento de efectividad. Con suerte, dos de esos golpes le dieron la corona. Y tras el combate el residente de Miami no podía dejar de llorar de la emoción.

"Lo puse todo en las manos de Dios e hice lo que tenía que hacer. Estoy emocionado porque nadie pensó que podía hacer esto", dijo Bailey tras la pelea que mejora su marca a 43-7 con una no decisión y 37 nocauts.

El combate cerró con 2:52 por pelear del asalto 11.

No hay comentarios:

Publicar un comentario