20 ene. 2011

“Me tengo mucha fe para la pelea con Corley”

Mendoza

Lucas Martín Matthysse se las verá con DeMarcus Corley mañana en el Vicente Polimeni. A 12 rounds, por el título Intercontinental superligero de la OMB, el pupilo del “Cuty” Barrera buscará acortar su camino al cetro mundial.

Por Andrés Mooney
Todo está casi listo para la fiesta. Restan ultimar detalles. Desembarcó la televisión latinoamericana en la tierra del viñedo, y la expectativa es grande. A salón lleno, el Hotel Sheraton lució con gran cantidad de periodistas que llegaron desde todo el país, para la conferencia de prensa de un festival que promete.
Lucas Matthysse (63,300 Kg.), el plato fuerte de la velada, dialogó con nuestro compañero y corresponsal Claudio Bedirián, y dejó cosas importantes: “Me sentí perjudicado en la pelea con Judah, pero estoy bien. Si vuelvo a pelear, que pretendo hacer la revancha, lo noqueo en la quinta vuelta”. Pero sabe, si quiere llegar lejos, no puede vivir del pasado. También Marcos Maidana sufrió un revés en fallo dividido ante Andriy Kotelnik y luego se consagró ecuménicamente. Por eso, Lucas está metido en la pelea de mañana: “Me tengo mucha fe para la pelea con Corley (63.000 Kg.), estoy muy bien preparado”.
Será una prueba difícil que tendrá que superar el chubutense. Una definición antes del límite o un triunfo amplio en las tarjetas, abriría a nivel internacional la discusión que hace años es moneda corriente en el pugilismo argentino: ¿quién es mejor, Matthysse o Maidana? El Chino ya demostró que es un rival de cuidado para cualquiera dentro de las 140 libras. Lucas exhibió un amplio repertorio boxístico y firmeza en sus puños, pero todavía debe escribir algunos capítulos más en su biografía boxística para ser considerado uno de los mejores welter juniors del mundo. Mañana tendrá la gran oportunidad de seguir abriéndose camino.
Juan Carlos Reveco (50,600 Kg.), semifondista del festival (combatirá frente al nicaragüense Miguel Tellez, quien acusó 50,400 Kg.), expresó el deseo de tener “un 2011 de confirmaciones”. La duda de seguir siendo campeón mundial o no, la escasa continuidad sobre el ring, son cuestiones que lo tienen a maltraer al minimosca que espera tener un año positivo.
Mario Arano, alegre por el espectáculo que se llevará a cabo, se mostró confiado en los suyos y disparó: “En el 2011 voy a tener un nuevo campeón mundial”.

Los cordobeses también fueron a la báscula
Guillermo Suárez acusó 69,800 Kg. y sufrió el cambio de rival: peleará ante Carlos Araya, quien se pesará más tarde. La pelea está pactada a cuatro rounds, en división Superwelter.
Diego Nicolás Ledesma clavó la romana en 66,700 Kg., y su rival, Oscar Medina, 67.000 Kg. Apenas excedidos del límite de la división welter, sostendrán una gran pelea ambos boxeadores que vienen de ganar sus últimos compromisos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario