22 feb. 2011

Amílcar Brusa: “No la vi perder a “Locomotora” Oliveras”

El mítico entrenador del Salón de la Fama, habló de su pupila y la pelea con Mónica Acosta.
Por Jorge Sánchez
La pelea terminó y la victoria fue para la local. Retenía así su corona y se adueñaba de otra, metiéndose en los primeros planos del boxeo mundial. Algunos afortunados tuvieron la suerte de ser testigos en el estadio, y otros la pudieron seguir prendidos a la televisión. El resto, que pudimos verla pasadas algunas horas, recurrimos a los portales de Internet que inmediatamente regalaron versiones opuestas: para unos ganó Acosta, para otros perjudicaron a Oliveras. Pasó el tiempo, los ánimos se calmaron, y decidimos hablar con Don Amílcar Oreste Brusa, quien entrenó a Alejandra para la pelea.
De entrada, el rincón de 14 campeones mundiales dispara munición gruesa: “Si yo hubiera estado en el rincón, me hubieran respetado”. Brusa afrima que la ex pupila de Carlos Tello fue la justa ganadora de un combate desigual (regaló ventaja en la balanza, subiendo cuatro categorías). Y explica: “No vamos a discutir el fallo. Lo que sé es que no perdió (Oliveras): sacó más golpes y fue más eficaz”. Pero se contiene. Prefiere bajar el tono y olvidarse un poco del disgusto que le provocó la lectura de las tarjetas “A esta altura no me voy a calentar porque esta historia ya la vi muchas veces”.
Quien llevara a Carlos “Escopeta” Monzón a la gloria, hoy no sube a las esquinas. A los 88 años, educa en el gimnasio y durante la pelea son sus asistentes quienes trabajan cuando suena la campana. “Si hubiera estado en el rincón, me hubieran respetado”, se lamenta Brusa. Aunque al momento de valorar su imagen, deja en claro: “Me siento más reconocido fuera de mi país que en Argentina”.
El formador de campeones siente herido su orgullo, sus horas de trabajo, su dedicación. No pide revancha, no quiere “limosnas”: “Soy un campesino honesto que para completar la primaria tenía que hacer 24 kilómetros por día. Nadie me regaló nada ni quiero que me lo regalen”.
Mónica “la Gata” Acosta defendió su título Superligero del Consejo Mundial de Boxeo y se adueñó del cetro de la Asociación Mundial de Boxeo en idéntico peso. Alejandra Oliveras acumuló su segunda derrota, y su presente no es el mejor en lo personal pero tiene con qué regresar a la corona mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario