14 feb. 2011

Narváez es argentino

Segundos Afuera en Monte Hermoso
El campeón supermosca OMB dio cátedra en el sur. La organización impecable, ayudada por buenos combates, fue bien recibida por el público.

Por Claudio Bedirián (enviado especial)
En una noche tormentosa, se olfateaba la presencia de un Huracán. La ciudad recibía de la mejor forma al boxeo, en el coqueto estadio que inauguró el intendente Alejandro Dechiara, sobre la ruta 38. La gente respondió y se acercó a la ciudad turística de la provincia de Buenos Aires.
Como alguna vez lo hiciera Mario Das Neves en Las Grutas y Trelew, la intendencia de Monte Hermoso invirtió en deportes, en el año en que Monte Hermoso Básquet milita en la Liga Nacional de Básquetbol.
Los vestuarios eran toda una postal. Los hermanos Narváez (todos juntos en el camarín) emanaban confianza previo a sus combates. Con la tranquilidad de una preparación adecuada, esperaban uno a uno el momento de subir al cuadrilátero. Y no hubo sorpresas: se llevaron todos un triunfo a sus casas. Uno por la vía del cloroformo, otro en decisión unánime de los jurados, y el campeón mundial por amplio margen, regaló boxeo a los espectadores.
Omar confesó que sigue extrañando Córdoba y promete volver. Un gran campeón que se nos fue, lo dejamos escapar, y los cordobeses, por supuesto extrañamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario