7 feb. 2011

Duelo cordobés terminó en paz

Segundos Afuera en Carlos Paz
Hernán Paredes y Sergio Blanco no se sacaron ventaja y empataron en una pelea dura para ambos.

Por Andrés Mooney
Tal como lo predijimos, fue “palo a palo”. "Chocolate" yendo hacia adelante y Paredes intentando boxear sin caer en la tentación, aunque al final terminara prendiéndose en el “dame que te doy”.  Una pelea cerrada, donde el desgaste de los pugilistas fue evidente, puesto que terminaron visiblemente cansados luego de sólo cuatro rounds. Los jueces tuvieron tarjetas con escaso margen, siendo la más generosa de un punto y medio a favor del "Bicho".
“Chocolate” sigue sin pelear en su casa, y debe armar el bolso para combatir donde sea, en el peso que fuere. Un Pluma subido, da espectáculo en categoría hasta superligero. Pero cuidado, será hasta que enfrente una figura y recuerde que los golpes no son vitaminas. Por eso, el coscoíno, consciente de la situación, dispara: “Quiero pelear como local en Cosquín de una vez”.
“El Bicho” volvió luego de un buen tiempo de inactividad y estuvo a la altura del compromiso. Sin mucho tiempo de preparación, exhibió un buen boxeo y supo adaptarse al cambio de golpes siendo que no era el negocio que más le convenía, considerando su mayor alcance, diferencia en altura y escuela boxística. Luego del combate, el dirigido por Walter Ibáñez expresó: “Estoy conforme con la pelea, volví después de dos años y creo que hice un buen papel”. El del Estadio Córdoba deberá amigarse más con el gimnasio para no dejar dudas y anotarse el triunfo que se le viene negando desde 2009.
El reto de cordobeses terminó empatado, y la gente apludió el espectáculo brindado. Desde los 57,152 Kg. (pluma) hasta los 69,853 Kg. (Superwelter) hay buenos boxeadores en Córdoba, que podrían enfrentarse entre sí, ahorrándose los promotores gastos en estadía y pasajes con pupilos de otra parte del país. ¡Salud!, por peleas equivalentes entre coterráneos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario