3 abr. 2012

Boxeador Macho Camacho enfrenta acusaciones de abuso a un menor

Foto: AFP
Por EFE 
El excampeón mundial puertorriqueño Héctor “Macho” Camacho se entregó a las autoridades de Florida bajo una orden emitida a finales del 2011 para responder a la acusación que hay en su contra de presunto abuso a un menor.

El expúgil de 49 años de edad se encuentra en libertad bajo fianza después de pagar el lunes 5.000 dólares en la cárcel del Condado de Orange (Orlando).
De acuerdo con la declaración jurada de arresto, el excampeón mundial se entregó bajo una orden que según actas del proceso fue presentada por el procurador estatal el pasado noviembre.

Danielle Tavernier, la portavoz de la fiscalía, informó que recibió el caso en mayo y se ha estado investigando.
La abogada de Camacho, Linda George, a través de un comunicado explicó que hubo una disputa familiar en la casa de los niños del exboxeador y que un vecino llamó a la policía porque “había gritos afuera de la casa".

De acuerdo con George, la policía llegó pero no arrestó a Camacho, no hubo lesiones y nadie necesitó atención médica.
El comunicado agrega que “después de que salió de la casa, se presentó la denuncia alegando acciones contra el hijo de Camacho".

George afirma que el expeleador “se enteró recientemente de la denuncia y, en consecuencia, se presentó voluntariamente a las autoridades para que este asunto pueda ser resuelto".

Aclara que "él mantiene una buena relación con sus hijos y a todos nos gustaría que este asunto quede atrás".

Al concluir su carrera, que le llevó a ser campeón mundial de peso ligero junior y ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y welter de la Organización Mundial (OMB), y a protagonizar duelos altamente promocionados como contra el mexicano Julio César Chávez, se vio envuelto en el consumo de drogas.

Camacho también enfrentó al entonces campeón mundial welter, el estadounidense de origen mexicano Oscar de la Hoya, en 1997, perdiendo por decisión unánime.

Entre otras de sus peleas famosas destaca contra los legendarios, Félix “Tito” Trinidad, también puertorriqueño, y el estadounidense Sugar Ray Leonard.

El boricua, que tuvo marca de por vida de 79-5-3, y su última pelea fue en el 2009, se ha visto envuelto en problemas de alcohol y drogas, que han sido las que también le impidieron que su carrera hubiese sido todavía más brillante y productiva.

En 2007 fue sentenciado a siete años de prisión acusado de robo de una computadora en una tienda en Mississippi.
En el momento del arresto, en enero del 2005, la policía encontró que el expúgil tenía éxtasis en su poder.

Finalmente un juez le sentenció a un año y libertad condicional, pero debido a que violó las normas de ésta, tuvo que estar dos semanas en prisión.

Su esposa lo ha demandado en dos ocasiones por abuso doméstico y desde que se retiró de los cuadriláteros no ha dejado de tener problemas relacionados con la ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario