6 ago. 2012

Perdió Peralta por la medalla de bronce y no faltó la polémica

El boxeador se quejó por el último round: "Vi que marqué más puntos pero ellos deciden", dijo; finalmente, cayó 13 a 10 ante el búlgaro Tervel Pulev.
Por Gastón Siaz - Canchallena.com
Yamil Peralta apareció por la zona mixta sin entender lo que había pasado. Le zumbaban las ideas luego de perder ante el búlgaro Tervel Pulev por 13-10, por los cuartos de final, y quedarse sin la medalla de bronce, que se habría asegurado si ganaba. El fallo no estuvo exento de la polémica que rodea al boxeo olímpico: los jueces vieron empate en el primer round (el búlgaro fue claramente superior) y le dieron el segundo y el tercer asalto al pugilista europeo, aunque Peralta tuvo la iniciativa y consiguió que varios golpes llegaran a destino.

    "No sé si el fallo estuvo bien o mal. Los jueces son los que deciden. Me ganó y ahora hay que seguir adelante", dijo con diplomacia el boxeador nacido el 16 de julio de 1991 en San Miguel. Y agregó: "No sé lo que me faltó. Si no gané fue porque me faltó algo. No me di cuenta de que estaba abajo en el marcador. Yo sentí que marqué golpes también en el último asalto y no vi que él me haya marcado más golpes que yo. Pero la decisión ya está dada. Ya no puedo volver atrás", se lamentó el argentino, quien había derrotado en su primer combate al argelino Chouaib Bouloudinats por 13-5.

    El entrenador de Peralta, Sarbelio Fuentes, también dio sus sensaciones sobre la derrota: "El combate fue bastante deslucido por ambas partes. Y una de esas partes (el búlgaro) supo aprovechar la situación mejor que la otra. El segundo asalto fue decisivo. Yamil puso unos buenos golpes, pero le faltaron algunos elementos. Después no le alcanzó el tiempo y la cantidad de puntos. En el último round se hizo el esfuerzo, pero el pleito ya estaba resuelto", explicó el adiestrador cubano. Sobre el futuro de su pupilo, Fuentes añadió: "Yamil aguanta otro ciclo olímpico porque es joven [tiene 21 años], pero es algo que todavía no hemos hablado. A los pesos grandes hay que trabajarlos mucho", razonó Fuentes.

    A las explicaciones de Fuentes sobre la derrota hay que añadirles el mayor oficio del boxeador búlgaro. A sus 29 años, fue muy hábil para abrazar al argentino cada vez que se encontró amenazado y así neutralizar sus ataques. Además, Pulev tuvo inteligencia para atacar y llevar la iniciativa de la pelea. "Yo soy mejor que él, pero me ganó con viveza", sostuvo Peralta aun en la derrota. Y explicó: "Es una persona grande, con experiencia, y ésas son cosas que se pueden ir mejorando".

    Pese a la caída, Peralta sacó fuerzas para ilusionarse con su futuro. Seguro de sus condiciones, no dudó un instante y se ilusionó con una revancha olímpica: "¿Si en cuatro años voy a tener una medalla? En mucho menos. Los voy a matar a todos. En mucho menos de dos años".

No hay comentarios:

Publicar un comentario