6 ene. 2012

Alejandra Oliveras entró en la historia del boxeo argentino

Por Vavel.com
El Club Luján Saigós, en San Antonio de Areco, así como lo fueron previamente el Estadio Principal de Tijuana, México (2007) y el gimnasio de la Asociación Atlética Estudiantes de Río Cuarto (2011) son escenarios consagratorios para Alejandra “Locomotora” Oliveras.
La boxeadora jujeña (23-2-2, 10Kos) se alzó con el cetro pluma vacante de la Organización Mundial de Boxeo al noquear a la mexicana Jéssica Villafranca, quien se rehusó a salir en el comienzo del quinto round.
Previo a la cuenta obligatoria del árbitro argentino Hernán Guajardo al no salir a combatir, la pelea fue pareja, donde la púgil local predominó los dos primeros asaltos en base a su derecha cruzada en la media distancia.
Las acciones comenzaron a tomar color a partir de la tercera vuelta; haciendo honor a su sobrenombre, Oliveras desequilibró con golpes al cuerpo de una Villafranca que solo atinaba a defenderse de semejante castigo.
Al culminar la cuarta manga, con rastros de cansancio y resignación, la mexicana se sentó en su rincón, lugar del cual no se levantaría para salir a combatir.
De esta manera, Alejandra Oliveras, de 33 años,  hace historia en el boxeo femenino, al obtener la tercera corona en su carrera, ya había alzado el título supergallo de la CMB y el ligero de la AMB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario