21 de mar. de 2012

'Juanma' López dice que posible suspensión adelantaría su retirada del boxeo.

Foto: ESPN
Por Terra.com.ar
El excampeón mundial puertorriqueño Juan Manuel 'Juanma' López afirmó hoy que una posible suspensión de un año de parte de la Comisión de Boxeo de Puerto Rico (Cbppr) por la ofensa contra un árbitro tras su derrota frente al mexicano Orlando Salido, le adelantaría su retirada.
López y su licencia posiblemente sean suspendidas por la Cbppr hasta que el púgil demuestre por qué llamó "apostador" al árbitro Roberto Ramírez padre en su derrota por nocaut técnico en el décimo asalto del pasado 10 de marzo.

El púgil junto a su equipo de trabajo, que incluye a sus manejadores Peter Rivera y Orlando Piñeiro, asistirán el próximo lunes a una vista administrativa con los directivos de la Cbppr para defender sus expresiones contra Ramírez, uno de los referís más veteranos en el boxeo.

"Cuando abrí los ojos en el camerino, no recuerdo de lo que sucedió en el ring. Vi la pelea grabada y me siento desilusionado de las palabras que dije. Me siento abochornado por mí, por mi familia y mi equipo de trabajo", expresó López en conferencia de prensa, que se llevó a cabo en el Museo del Deporte de Puerto Rico.

La decisión de Ramírez padre fue criticada por López, tal y como ocurrió en la primera reyerta entre ambos el 16 de abril del 2011, cuando el hijo del árbitro del mismo nombre, también detuvo el combate en un controvertible final en la octava vuelta.
López, quien admitió que su reciente pelea contra Salido ha sido "la más fuerte" de su carrera, reconoció que sus palabras contra Ramírez se debieron a que "hubo mucho coraje y sentimientos encontrados".
"Aprendimos muchas cosas sobre esto. Les digo a los atletas que están subiendo y no se sienten bien, que se reserven sus comentarios", señaló.

López, quien con su segunda derrota frente a Salido vio caer su credencial en 31-21, se disculpó nuevamente con Ramírez al reconocerlo como "un gran árbitro de mucha experiencia".
Rivera, por su parte, indicó que se ha mantenido en comunicación con Ramírez y públicamente afirmó que están "a favor" de la decisión que tomó de detener la reyerta.
Piñeiro, asimismo, contó que fue la primera persona en el cuadrilátero que le dio la mano a Ramírez como ejemplo de que había detenido efectivamente la pelea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada