6 mar. 2012

Yésica los cumplió muy feliz

Marcos, campeona mundial supergallo interina AMB y OMB, celebró su cumpleaños número 26 e inició la semana de entrenamientos en Buenos Aires con vistas a la pelea mundialista del próximo 16.
Foto: Diario Uno
Por Juan Blanco - Diario Uno 
La humedad de Buenos Aires, el tránsito abarrotado, las luces de la noche y una cena íntima en el barrio de Belgrano sirvieron de marco a un festejo chico que se ancló en medio de una ardua preparación para la pelea del próximo viernes 16, en el teatro griego Juan Pablo II, de San Martín, ante la filipina Ana Julaton.

Pese a estar lejos de su tierra natal y de gran parte de sus afectos, Yésica Marcos no se privó de festejar sus 26 años de vida. La campeona mundial y su entrenador, Martín Díaz, acompañado de su mujer, Gisela, y su hija Alma, comenzó su cumple pidiendo tres deseos (sólo ellas los sabe) y esperando a que en la unificación ante la filipina salga todo bien, algo que podría abrirle las puertas a una pelea en México ante Jackie Nava.

El tradicional canto de feliz cumpleaños se hizo sentir, por la tarde de ayer, en las instalaciones del CENARD. Las chicas de la selección nacional, encabezadas por Celeste Peralta y las hermanas Yanina y Paola Benavídez, le dieron una calurosa bienvenida a Yésica, quien no se privó de ponerse colorada ante el recibimiento de sus colegas.

“No es la primera vez que paso mi cumpleaños lejos de San Martín. Una vez estuve en la casa de mi hermana Carina en San Luis y otra en Mar del Plata cuando era adolescente. Extraño a mi gente y mi casa. Quería festejarlo con un buen asado, pero va a quedar para después de la pelea”, relató el Bombón Asesino luego de su entrenamiento mientras caía una lluvia torrencial sobre Capital Federal.

Y agregó: “Mi profe y su señora me regalaron una remerita muy bonita. Seguro que cuando vuelva me van a estar esperando con algunos regalitos”.

–¿Pediste los tres deseos?
–Sí. Pero son secretos. No te los voy a decir (risas). Claro que también pedí que salga todo bien el 16 frente a Julaton.

–¿Alguna vez tuviste la posibilidad de hacer una fiesta de cumpleaños?
–Cuando cumplí los 21 hice mi cumpleaños en un salón con torta y todo. Los otros fueron con las familias de mis profesores. La Perla (la madre de Martín Díaz) siempre me cocina lo que yo quiero comer ese día, como por ejemplo los canelones de verdura con salsa blanca, que son mis preferidos. Extrañé mucho la comida de ella, aunque su hijo se ocupó de que no me faltara la comida que a mí me gusta.

–Cuándo eras chica, ¿te festejaban el cumpleaños?
–No. Sólo me saludaban.

–Con 26 años recién cumplidos, ¿podés decir que todos los deseos que pediste a lo largo de tu vida se han ido cumpliendo?
–Por supuesto. Cuando era chica soñaba con tener una casa y un trabajo para poder de dejar de pedir en la calle como lo hacía. Eso lo logré con el boxeo, que es el que me dio todo lo que más necesitaba, además de una gran familia, la cual está integrada por Martín (Díaz), Cristian (Etem) y el Narigón (Cristian Martín) y sus respectivas familias.

–Si te tuvieses que regalar algo, ¿qué sería y por qué?
–Un viaje a Disney, ya que hay muchos juegos y están las princesas y los de los dibujitos que yo veo por la tele y que después dibujo (agarra su cuaderno y muestra sus obras de arte). Sería una satisfacción muy grande para mí. Creo que en algún momento se me va a dar. Nunca hay que perder la esperanza.

–¿A quién elegirías para que te acompañe?
–Si tuviese mucha plata me llevaría a un grupo grande, entre los que seguro estarían mis hermanitos más chicos, la Kiki (Alma Díaz) y sus hermanos y el Rami  y la Tote (Martín). Iríamos todos a divertirnos.

El festejo de Yésica culminó en la habitación del hotel situado en Ciudad de la Paz al 2550 con el televisor encendido en un canal de dibujos animados y con su cuerpo reposando, puesto que hoy arranca temprano con sus entrenamientos en la Ciudad de Buenos Aires pensando en la próxima pelea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario